Misceláneos

Cómo reparar un retenedor dental


Consulte a su ortodoncista para reparar un retenedor dental dañado. Los técnicos de laboratorio pueden reparar grietas o deformaciones. Las soluciones rápidas de bricolaje con adhesivos domésticos no crean soluciones permanentes. En cualquier caso, el pegamento doméstico contiene productos químicos nocivos que no deben acercarse a la boca. Dependiendo de la gravedad del daño, puede costarle más de $ 100 reemplazar su retenedor, por lo que cuidarlo es la mejor manera de evitar reparaciones.

Revise su retenedor con frecuencia para detectar signos de grietas. Si descubre el daño temprano, tendrá una mejor oportunidad de salirse con la suya con una reparación de bajo costo.

Consulte a su ortodoncista si su retenedor le causa dolor o molestias. Esta es una señal de un mal ajuste en la boca, y un ortodoncista puede hacer un molde más preciso. No solo se sentirá mejor, sino que también evitará la tensión y el daño al retenedor.

Programe una cita con su ortodoncista lo antes posible. El retenedor dañado evita el cuidado adecuado de su boca.

Prevención

Cepille su retenedor cada vez que se cepille los dientes. La prevención de la acumulación de placa y bacterias puede ayudar a prevenir daños en la boca y el retenedor. Use una pasta dental no abrasiva para evitar rayar el retenedor (esto es especialmente importante con los retenedores de plástico).

Remoje su retenedor en un limpiador de dentaduras postizas al menos una vez por semana. Mezcle el limpiador con una taza de agua tibia (no caliente) y siempre enjuague el retenedor con agua antes de volver a colocarlo en su boca.

Guarde su retenedor en una caja de plástico aprobada por el ortodoncista. Un estuche resistente permite un gran margen de maniobra con su retenedor, proporcionando una protección confiable contra accidentes cotidianos como caerse o pisar su retenedor.

Pídale a su ortodoncista cualquier otra instrucción de cuidado específica. Los diferentes tipos de retenedores requieren diferentes medidas de seguridad. Debe comprender todos los aspectos de su retenedor.

Propina

  • Encuentre un atractivo estuche que no le importe llevar a donde quiera que vaya.

Propina

  • Evite someter su retenedor a calor intenso como agua caliente o luz solar directa; el calor lo deformará.