Informacion

Los beneficios de las lentejas germinadas


Las legumbres, incluidos los frijoles, las lentejas y el maní, son una adición saludable a cualquier dieta. Optar por las lentejas germinadas podría ofrecer más beneficios para la salud que las lentejas maduras hervidas, ya que el contenido de nutrientes de las semillas aumenta a medida que brotan, explica Virginia Tech University. Incorpore brotes de lentejas en su dieta para aumentar su ingesta de vitaminas y minerales al agregarlos a sándwiches, envolturas o ensaladas.

Calorías y Macronutrientes

Las lentejas germinadas le proporcionan los tres macronutrientes principales: proteínas, grasas y carbohidratos. Una media taza de los brotes contiene 3,5 gramos de proteína, que su cuerpo puede usar para mantener los tejidos sanos, incluidos los huesos, la piel y el cabello. Una porción de lentejas germinadas también le proporciona 7,5 gramos de carbohidratos y un poco menos de 0,25 gramos de grasa total. Las grasas y los carbohidratos sirven como fuentes primarias de energía para las células.

Elegir las lentejas germinadas en lugar de las lentejas cocidas regulares puede ayudarlo a controlar su consumo de calorías. Una porción de media taza de lentejas germinadas contiene solo 41 calorías, mientras que una porción equivalente de lentejas hervidas proporciona 115 calorías.

Zinc y cobre

Comer lentejas germinadas le proporciona zinc y cobre. El zinc regula la actividad enzimática y juega un papel en la comunicación celular, la producción de hormonas y la protección de las células contra los radicales libres peligrosos. El cobre mantiene sus tejidos conectivos sanos, promueve la comunicación nerviosa y le permite producir ATP, una fuente de combustible para sus células. Cada media taza de lentejas germinadas contiene 136 microgramos de cobre, o el 15 por ciento de los requerimientos diarios de cobre de los adultos. También proporciona 0.6 miligramos de zinc: 8 por ciento de la ingesta diaria recomendada de zinc para mujeres o 6 por ciento para hombres, según el Instituto Linus Pauling.

Vitamina C

Las lentejas germinadas aumentan su contenido de vitamina C. Las lentejas maduras contienen solo una pequeña cantidad de vitamina C, 3 miligramos por porción, mientras que las lentejas germinadas ofrecen 6,5 miligramos por media taza. La vitamina C ayuda a producir los químicos que necesita para la función cerebral, apoya su sistema inmunológico y facilita la absorción de hierro de sus alimentos. Una dieta rica en vitamina C también podría reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer. Cada media taza de lentejas germinadas proporciona el 9 por ciento de la cantidad diaria recomendada para las mujeres o el 7 por ciento para los hombres, según la Oficina de Suplementos Dietéticos.

Consideraciones

Los brotes de lentejas, aunque siguen siendo una adición saludable a su dieta, tienen algunos inconvenientes nutricionales en comparación con las lentejas maduras. Una media taza de lentejas germinadas contiene 1,3 miligramos de hierro, mientras que una porción de media taza de lentejas maduras ofrece un poco más de 3 miligramos. Las lentejas germinadas también contienen menos potasio que las lentejas maduras: 124 miligramos por porción, en comparación con 365 miligramos. Aumente su ingesta de hierro combinando lentejas germinadas con tofu, pasas, ciruelas pasas o carne, y agregue potasio con semillas de girasol, habas o tomate.