Comentarios

Técnica adecuada de cinta de correr


Más de 12 millones de personas dependen de sus cintas de correr cada año como una forma de hacer ejercicio, según Runner's World y American Sports Data. Ya sea que corras con ellos regularmente o solo cuando el clima es demasiado caluroso, frío o lluvioso, la cinta de correr es innegablemente conveniente. Pero es importante comprender los conceptos básicos de seguridad y las técnicas de carrera adecuadas al usar estas máquinas de entrenamiento.

La seguridad

Si está utilizando una cinta de correr por primera vez, asegúrese de familiarizarse con su funcionamiento antes de continuar. Pruebe los botones, ajustando configuraciones como los mecanismos de velocidad e inclinación para asegurarse de que sabe en qué se está metiendo. Cada vez que suba a su cinta de correr, asegúrese de que el botón de parada de emergencia todavía funcione.

Postura correcta

Al caminar o correr en su cinta, debe mantener una buena postura, con los hombros hacia atrás y la cabeza erguida. No mire hacia abajo a sus pies, sino que mire hacia adelante para evitar perder el equilibrio. Esto también evita que te esfuerces la cabeza y el cuello y que te mareos. Mientras esté en movimiento, haga que sus zancadas sean normales, como si estuviera caminando o corriendo en un terreno normal; no pise con demasiada frecuencia, ya que esto aumenta la probabilidad de tropezar. No te permitas desplazarte hacia un lado o escoriarte en la cinta de correr. Si no puede seguir el ritmo de la cinta de correr, simplemente disminuya la velocidad.

Técnica de caminar y correr

Comience su carrera en la cinta de correr imitando el movimiento de empuje que los corredores suelen usar y comience con una inclinación del 2 o 3 por ciento. Esto ayuda con la transición entre correr al aire libre y correr en cinta. Mientras corres, trata de aterrizar en la punta de los pies y no en los talones. Al aterrizar sobre las puntas de tus pies, puedes alargar tu zancada en la cinta de correr. Mientras corres, no te esfuerces demasiado corriendo demasiado y mantén tus pies directamente debajo de ti. Tus pies deben aterrizar ligeramente sobre el cinturón; Si está haciendo demasiado ruido, es probable que esté desperdiciando energía. Con los hombros relajados, dobla los brazos en ángulo recto, con las palmas hacia el cuerpo. No estire los brazos ni los mueva demasiado agresivamente porque desperdicia energía.

Técnicas de rehabilitación

La cinta de correr es una gran herramienta para los atletas que desean volver a correr pero se están recuperando de una lesión. La consistencia del molino y el acolchado de la cinta de correr son una excelente herramienta de transición para los corredores lesionados que desean volver a correr afuera, tanto en senderos irregulares como en pavimento duro. Para una transición suave, intente correr en la cinta de correr durante 20 o 30 minutos y alternar entre trotar y caminar, cambiando cada dos minutos. Si su lesión no comienza a doler, pase más tiempo corriendo, pasando de tres minutos, luego a cuatro y cinco, antes de volver a caminar.