Consejos

Ejercicios isométricos para el dorsal ancho


Los ejercicios isométricos pueden ser efectivos no solo para desarrollar fuerza, sino también para mantener esa fuerza en los músculos dorsal ancho. Comúnmente conocidos como dorsales, estos músculos son los músculos más grandes de la espalda. Si desea una espalda más saludable, tonificada y fuerte, considere incorporar ejercicios isométricos en sus sesiones de entrenamiento. Se debería notar; sin embargo, esa isometría no es para todos. Siempre es mejor consultar a su médico antes de comenzar un programa de entrenamiento con ejercicios isométricos.

Sobre ejercicios isométricos

A diferencia de los ejercicios dinámicos, donde los músculos se acortan y alargan y se entrenan a través de un rango completo de movimiento, isométrico o estático, los ejercicios no implican movimiento; Los músculos se contraen y se mantienen a una longitud constante durante un período de tiempo determinado. Los ejercicios isométricos imitan las acciones cotidianas de empujar y tirar, según Lee E. Brown, autor de "Entrenamiento de fuerza". Empujar contra un objeto estacionario, como una pared, o mantener un peso inmóvil mientras mantiene los músculos contraídos, son ejemplos de ejercicios isométricos. Brown también afirma que, además de mejorar la fuerza muscular, los ejercicios isométricos pueden conducir a un aumento de la masa muscular y a mejoras en la fuerza ósea.

Pros y contras

Una de las mayores ventajas es que los ejercicios isométricos se pueden realizar en cualquier lugar: en casa, en la oficina o mientras viaja. Se necesita muy poco espacio y no tiene que comprar ningún accesorio de entrenamiento especial, como pesas libres o máquinas de pesas. Los ejercicios isométricos son fáciles para sus articulaciones porque no se requiere que sus articulaciones soporten ningún peso. Incluso las personas que tienen un movimiento articular limitado pueden realizar ejercicios isométricos. Sin embargo, el Dr. Edward R. Laskowski de la Clínica Mayo no recomienda ejercicios isométricos para personas que tienen presión arterial alta o una afección cardíaca. Durante un ejercicio isométrico, se genera tensión dentro del músculo, se reduce el flujo sanguíneo y esto puede causar un aumento de la presión arterial.

Sobre Latissimus Dorsi

Los músculos dorsal ancho tienen forma de abanico y constituyen una gran parte de la parte media de la espalda. Estos músculos acampanados comienzan en la columna vertebral y se extienden alrededor de los costados sobre la parte posterior de las costillas y debajo de las axilas. Además de mantener estable el torso, los dorsales funcionan tirando de los brazos hacia la pelvis, como cuando haces un ejercicio de estiramiento lateral. Al hacer dominadas, para otro ejemplo, los dorsales te ayudan a levantar tu cuerpo hacia la barra.

Ejemplos de ejercicios isométricos

Enrolle una toalla de baño y agarre cada extremo con las manos. Extiende tus brazos sobre tu cabeza. Mientras mantiene los brazos rectos, separe las manos como si estuviera tratando de romper la toalla por la mitad. Mantenga el tirón durante 15 segundos o el mayor tiempo posible y luego relájese. Repite cinco veces.

El preparador físico Paul J. O'Brien sugiere hacer el puente completo isométrico para concentrarse en sus dorsales. Este es un ejercicio más avanzado y requiere bastante flexibilidad y fuerza. Para realizar este ejercicio, acuéstese de espaldas, doble las rodillas y acerque los pies lo más posible hacia el trasero. Pon tus palmas en el piso detrás de tu cabeza. Empuja con las piernas y los brazos, arquea la espalda y levanta el cuerpo del suelo para que te apoyen con la cabeza, las manos y los pies. Apriete los músculos de la espalda y mantenga la posición durante 15 segundos. Relájate, baja al piso y repite. Ábrete camino hasta una retención de 30 segundos.