Consejos

Buenos ejercicios para la pérdida de grasa para personas mayores


Las personas mayores deben realizar entrenamiento cardiovascular, de fuerza y ​​resistencia para promover la pérdida de grasa. A medida que envejecemos, perdemos músculo. Cuando alcanzamos los 40 años, la masa muscular puede disminuir hasta en un 5 por ciento y esta disminución empeora mucho cuando cumplimos 50 años. El músculo es crucial para la pérdida de grasa porque cuanto más músculo tenemos, más calorías seguimos quemando incluso en reposo. El músculo ayuda a quemar calorías y nos impide aumentar de peso no deseado.

Ejercicios cardiovasculares

Realizar ejercicios cardiovasculares quema numerosas calorías, eleva su metabolismo, quema grasas y ayuda con la circulación sanguínea. Es mejor comenzar lentamente y calentar bien antes de realizar movimientos cardiovasculares. Su objetivo debe ser aumentar su duración durante cinco minutos completos mientras mantiene su ritmo cardíaco alto. El baile de salón y caminar son excelentes ejercicios cardiovasculares para realizar. Recuerde que nunca quiere empujarse donde está sin aliento o se siente débil. Siempre consulte con su médico antes de comenzar cualquier forma de entrenamiento cardiovascular.

Entrenamiento de fuerza

El entrenamiento de fuerza promueve la pérdida de peso porque adquieres músculo magro. Cuanto más músculo tenga que más calorías quemará incluso cuando no esté haciendo ejercicio. El entrenamiento de fuerza se debe realizar un mínimo de dos días a la semana mientras se realizan un máximo de 10 ejercicios por semana. Las personas mayores deben involucrar a los principales grupos musculares, como la espalda, el pecho, los hombros y las piernas. Las sentadillas, el press de espalda y los levantamientos de rodilla son buenas opciones. Mientras realiza movimientos de entrenamiento de fuerza, no bloquee los codos o las rodillas porque esto podría causar tensión en las articulaciones. Recuerde respirar adecuadamente para obtener una fuerza óptima, ya que esto no eleva la presión arterial alta.

Aeróbic acuático

Los aeróbicos acuáticos queman el exceso de grasa debido a la resistencia que proporciona el agua. Esta resistencia crea masa muscular magra y, por lo tanto, menos grasa en su cuerpo. Algunos ejemplos de ejercicios en el agua son saltos, caminatas, sentadillas e incluso golpes. Cassady en 1992 y Darby en 2000 mostraron que realizar ejercicios en el agua versus la tierra creaba más pérdida de grasa. Los aeróbicos acuáticos son un método seguro para quemar calorías porque reducen el riesgo de lesiones en las articulaciones y los músculos. Hacer ejercicio en el agua también evita el sobrecalentamiento de tu cuerpo.

Entrenamiento de resistencia

Las personas mayores deberían realizar ejercicios de entrenamiento de resistencia de tres a cinco veces por semana, dice la Academia Nacional de Medicina del Deporte, utilizando del 40 al 80 por ciento de su energía total. El entrenamiento de resistencia construye músculo magro. Los ciudadanos de la tercera edad deben realizar entre ocho y 20 repeticiones por una o tres series semanales. Las personas mayores deben mantener su progresión lenta y comenzar primero con el entrenamiento de estabilización. Estos ejercicios de estabilización consisten en movimientos centrales y de equilibrio.