Informacion

Ejercicios que no ejercen presión sobre el codo


Si tiene dolor o sensibilidad en el codo, lo último que desea hacer es presionarlo y estresar los músculos y tendones circundantes con ejercicio. No tiene que perder sus ganancias de fuerza evitando el ejercicio por completo. En cambio, modifique su rutina de ejercicios para incluir los ejercicios correctos. Existen algunos ejercicios increíblemente efectivos para los diferentes grupos musculares principales en su cuerpo que puede realizar de manera segura, sin tener que preocuparse por causarle dolor o potencialmente dañar aún más su codo.

Barrido de postura perfecta

El barrido de postura perfecta trabaja sus brazos sin ejercer presión sobre sus codos. Este ejercicio funciona no solo en los tríceps, bíceps y deltoides, sino también en los músculos abdominales y glúteos. Comience en una posición acostada, boca abajo en el piso con las piernas y los brazos extendidos completamente para que su cuerpo forme una línea recta, con una toalla debajo de cada palma. Con los abdominales contraídos, levante el torso del piso, deslizando los brazos con movimientos circulares hasta que las manos estén justo frente a su pecho. Mantenga las manos sobre las toallas durante el movimiento. Regrese a su posición inicial para una repetición. Haz 30 repeticiones.

Agacharse

La sentadilla es un ejercicio compuesto que trabaja casi todos los músculos de la parte inferior del cuerpo. Eso incluye los cuádriceps, los isquiotibiales y los glúteos a medida que trabajaban los músculos primarios. Comience de pie, con los brazos hacia abajo a los costados. Dobla las rodillas, ponte en cuclillas hasta que tus piernas estén paralelas al suelo. Levanta los talones para volver a la posición inicial. Mantenga la espalda recta durante el ejercicio. Haz tres series de 12 repeticiones.

Sentada inclinada ponderada

La posición inclinada ponderada se dirige a los músculos abdominales. Eso incluye principalmente el recto abdominal, un músculo emparejado que se extiende por la parte frontal del abdomen, desde la parte inferior de las costillas hasta justo por encima del hueso pélvico. Comience acostado en un banco inclinado, hacia arriba, con los pies enganchados debajo de la barra de soporte para anclarse. Dobla tus brazos para que tus manos estén detrás de tu cabeza y enganchen tu núcleo. Levanta el torso, lleva el pecho a las rodillas, luego baja la espalda a la posición inicial. Completa tres series de 12 repeticiones.

Ab Sweep

Para trabajar los oblicuos y el trasero sin presionar los codos, incluya el barrido abdominal en su rutina. Acuéstese en el piso, con las piernas juntas, con una toalla debajo de los pies. Coloque los brazos estirados a los lados para que estén perpendiculares a su cuerpo. Manteniendo la parte superior de su cuerpo rígido, enganche su núcleo y lentamente mueva sus piernas hacia el lado izquierdo lo más lejos posible. Vuelva a su posición inicial con las piernas hacia abajo, luego muévalas lo más que pueda hacia el lado derecho, luego hacia abajo nuevamente para completar una repetición. Haz 30 repeticiones, lados alternos.

Estocada Adelante

La estocada es un ejercicio que se dirige a los cuádriceps, pero también trabaja los glúteos, los aductores a lo largo de los muslos externos y el músculo sóleo en la parte inferior de la pierna, sin ejercer presión sobre las articulaciones del codo. Párese derecho con los brazos hacia los costados, con las palmas hacia adentro. Empuje hacia adelante con la pierna derecha, bajando hasta que la rodilla izquierda casi toque el piso y el muslo derecho esté paralelo al piso. Empújese a su posición inicial. Completa 15 repeticiones con la pierna derecha, luego 15 con la izquierda.

Consideraciones

El agrietamiento y la sensibilidad en el área del codo pueden ser el signo de una afección de salud, como la tendinitis del codo, la hinchazón de los tendones que operan la articulación del codo, o causada por una lesión antigua. Si no se trata, estos problemas podrían empeorar y en casos más graves pueden requerir cirugía. Siempre consulte a un profesional médico si está lidiando con un dolor intenso o experimentado por un período prolongado. También es importante discutir nuevos ejercicios antes de agregarlos a su rutina de ejercicios, especialmente si se trata de una lesión u otro problema de salud.